domingo, 20 de julio de 2014

Mi Bella Dama [Capítulo 16]




Isabela y Luciano finalmente llegan a la finca. Pasa el día, los dos ayudan a cosechar las frutas en el huerto. Con una manguera ruegan las plantas y juegan mojándose el uno al otro. Llegada la noche, Gonzalo llama a Luciano y le dice que el día presente no pudo venir puesto que tuvo problemas en el trabajo pero le promete que sí irá al siguiente día. Isabela se queda triste por ello. En el cuarto donde ella dormirá, Luciano la acompaña porque Isabela se lo pidió ya que quiere que se quede él con ella hasta que logre conciliar el sueño.



Al día siguiente, Flor y Adela llegan a la finca, pues también fueron invitadas. Gonzalo y su asistente Ernesto también llegan. Los cuatro se dirigen al cuarto donde duerme Isabela y al abrir la puerta, se impactan al ver allí a Isabela y Luciano, malinterpretando la escena. Cuando salen, Gonzalo se muestra serio. Luciano les explica que no pasó nada porque Isabela le pidió que la acompañara hasta que se durmiera, pero que al final él también se quedó dormido y por eso se quedó en el cuarto.

Flor también le llama la atención a Luciano celosa, mientras que Isabela también sigue tratando de explicarle todo a Gonzalo pero éste está demasiado enojado. Llega la hora del almuerzo. Los 6 almuerzan pero se miran incómodos y serios, por lo que ha pasado. Tras terminar el almuerzo, Flor e Isabela se cruzan y se ponen a discutir y a pelear. Luciano las separa y acto seguido, Flor sale corriendo y le pide a Adela que se vayan ya de la finca. Luciano sigue a Flor pero ésta lo ignora.

Isabela se deprime un tanto por la indiferencia de Gonzalo, por lo que se aleja de todos, causando que ellos se preocupen y se pongan a buscarla. Gonzalo es el primero en encontrarla. Los dos se abrazan y Luciano viene en ese momento, se entristece cuando ve que Isabela está abrazada de Gonzalo. El humilde mayordomo siente que se está enamorando verdaderamente de Isabela.

Y así llega la noche, Isabela y Luciano se van a la mansión San Miguel y por otro lado, Gonzalo y su asistente Ernesto también toman su respectivo rumbo. Lupe le pregunta a Isabela cómo se sintió en la finca con Gonzalo Martínez y ella le confiesa que muy bien, que desea llegar a algo más con él.



Al día siguiente, Isabela y don Humberto platican. La muchacha le revela que Gonzalo está interesado en ella y que Isabela en él. Don Humberto por una parte se siente feliz porque su nieta está madurando, peor tampoco le agrada mucho puesto que Gonzalo es el hijo del dueño de la empresa competente a San Miguel.



Por otro lado, Luciano invita a almorzar a Flor para que ésta lo disculpe. Flor le dice que no tiene que pedir disculpas, que es ella quien cometió mal. Por eso Flor va a la empresa San Miguel y aprovecha que Isabela está allí y le pide disculpas por haberse puesto a pelear con ella.



Luciano es interrogado en la mansión por el director Alfonso, pues éste tiene videos de cámara cuando los mafiosos vinieron a visitar a Luciano. Él le pregunta si sí son sus amigos y si es verdad que él cumplió años hace poco. También lo cuestiona sobre cuáles son sus verdaderas razones por las que está en la mansión San Miguel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada