martes, 5 de agosto de 2014

Mi Bella Dama [Capítulo 20]




Nuevamente, Luciano continúa enseñándole a montar bicicleta a Isabela, hasta que finalmente ésta puede. Los dos están juntos, se ríen y se divierten mientras pasean en ella por todo el parque. Hasta que Luciano deja que Isabela conduzca la bicicleta sola, el mayordomo se siente culpable ya que aún ella es muy ingenua, él se siente culpable de engañarla y acercarse a Isabela solo por interés de casarse con ella, quitarle dinero y pagar sus deudas.



Luciano habla con don Humberto y renuncia. Éste le dice que acepta, pero que cuando quiera volver, las puertas de la mansión estarán abiertas para él. Isabela se da cuenta de que su mayordomo se marcha, ella va tras él, sintiéndose mal, pues sabe que en el fondo le tiene aprecio, pero Luciano se niega a quedarse. Isabela se queda decepcionada y enojada con él por su decisión.

Así pasan algunos días, Luciano trabajando en la florería de la madre de Flor, Pepita. E Isabela en la empresa, pero la muchacha no hace el trabajo bien, se mantiene de mal genio y muy estresada, pues Luciano le ayudaba mucho en lo personal y laboral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada